Archivo de la etiqueta: anibal roman

ESCOLARES VISITAN “LA CASONA”| LOS ACOMPAÑO EL DOCENTE ANIBAL ROMAN

El artista|blogger|creativo daniel otero tiene en sus planes que los estudiantes se integren al proceso artístico. Por ese motivo con sus amigos artistas y seguidores, trabaja activamente en este proyecto.

LOS CHICOS DE PILARES EN LA CASONA
LOS CHICOS DE PILARES EN LA CASONA

El pasado Sábado 21 de noviembre, las chicas de la escuela “Pilares” de Sauce Viejo (division 1º año) estuvieron en el espacio cultural “La Casona”, sito en calle 4 de Enero y 1º junta de Santa fe -planta alta- en donde mediante una visita guiada pudieron recorrer las instalaciones y conocer la obra de Anibal Román, muestra que fue inaugurada recientemente.

La oportunidad fue propicia para tomar contacto  no solo con la obra, sino también para charlar de manera directa con el creativo|artista|manager de arte daniel otero, quien les hizo todo un recorrido por el lugar y les explicó los procesos que atraviesa el arte y los gestores de arte, mostrándoles cada lugar, cada espacio y su rol. O sea, que los chicos se llevaron una impresión profunda de los interiores de cada sector y como todo trabaja en funciòn de la muestra final.

Una excelente experiencia que se repetirá, sin duda alguna.

Anuncios

ANIBAL ROMAN EN “LA CASONA” – ALTA PERFORMANCE, ESTETICA Y NUEVAS SEMANTICAS

(Escribe daniel otero) -Una instancia de diálogo no verbal se abre desde la visualización de la obra de Aníbal Román. Como si fuese una reacción catártica proveniente de un tema obsesivo, en esta muestra “Acertijos del mañana”, el autor desgrana y devana toda una serie de situaciones en las cuales confronta lo sutil con el misterio de la existencia, desde su propia concepción del presente e historias personales.

La muestra toma como base el cartón -en parte- reciclado con tintas negras, en donde el monocromo refuerza la idea de una sintaxis que fuerza al espectador a recorrer la forma perfectamente definida, en donde el mensaje aguarda silencioso la decodificaciòn por parte del mismo. _En todo es proceso de comunicaciòn y semántica no existe la confrontación forma-color, dado que la primera prevalece de manera absoluta sobre la obra, elevando la misma por sobre todo otro criterio. Román utiliza blancas cajas con cerrazones de vidrio para disponer ahí dentro de un espacio intra – personal en donde juega y especula con ¿su figura quizás? sometida a múltiples reveses y con corporizaciones segmentadas del cuerpo como entidades o universos que surcan el campo visual generando profundos quiebres y rupturas, en donde el concepto de lo lineal se pulveriza y la mente se ve obligada a armar toda una secuencia que se convierta en una matriz que albergue tantas referencias. El cuerpo humano. El hombre. El ser ahí, situado, expuesto ante una mundanalidad banal afuera de ella y un itsmo de incomprensiones que se descarga sobre el contexto generado. Pero la luz y el equilibrio responden siempre a tiempo en la experiencia visual de Román. Luz y Equilibrio. Blancos y negros guerrean siempre. El marco de las cajas también participa en esta batalla pero no asfixiando sino conteniendo las delgadas líneas y trazos que florecen desde lo profundo de ellas. Un secreto para entender la complejidad de la obra de Román està en la profundidad. Mucho de su obra en 3 D necesita sí o sí de la profundidad que el plano bidimensional no tiene para poder expresar el pozo humano de la locura, imprecisión, incertidumbre e inexactitud que aborda la existencia del ser humano, cósmico e impredecible, sujeto remanente de un azar loco y caprichoso que genera un destino que no siempre muestra las mejores cartas.

La obra de Román no es para todos, definitiva. Solo quienes han ahondado en los abismos de la vida y la existencia, las almas “a lo Goethe”, o quienes hayan experimentado situaciones de NIetzsche, Schopenhauer o FRanz Lizst, o quienes perciban en sus fibras íntimas el dolor y confusión que emana del “Grito” de Edward Munch, podrán establecer la empatía necesaria para comprender el códice cifrado de su obra, que abreva en el dolor en parte, pero redimido por la vida. Como en la obra de Juan Sebastián Bach, precisamente.

La obra de Román puede verse en “La Casona”, 4 de enero y 1ºjunta, -planta alta- durante las mañanas de lunes a viernes, con la coordinación del prof. daniel otero.